Cuadritos, periodismo de historieta

julio 27, 2013

Cuadritos que son una trampa

Filed under: Cómic argentino,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags: , , , ,
"Etchenaik", porque así suena más gringo

“Etchenaik”, porque así suena más gringo

“Sencillamente, es imposible soltarlo: las dos primeras historias imaginadas por Juan Sasturain para su detective, la adaptación del uruguayo Rodolfo Santullo y el impactante trabajo del ilustrador Lisandro Estherren se combinan para un volumen ineludible”, afirma la bajada de la nota publicada hoy en Página/12. Y sí, el editor resumió en esas líneas la idea fundamental de la reseña central de la sección mensual de crítica de historietas del diario dedicada, claro está, a Etchenike, de los mentados.

Desde luego, la nota central va acompañada por las habituales mini-reseñas, que en este mes de julio se dedican a SalamancaMocha Dick, Superior Spider-man 2 y Silencio. Bien variadito en estilos, autores y editoriales.

Finalmente, la sección incluye su columna de noticias, con un ojo puesto en la presentación de los libros de Crack Bang Boom y otro en los anuncios que dejó San Diego Comic-Con.

**

Cuadritos que son una trampa

Lisandro Estherren saca imágenes de la oscuridad. No conviene definir lo suyo como el acto de dibujar líneas o contornos. Más bien, sus trazos de blanco revelan formas en el fondo negro. Como quien alumbra una habitación con una linterna humilde para descubrir algunos rasgos, algún borde, el brillo sosegado de una pistola, unas sombras inquietas. Al cabo, lo de Estherren –quien también tiene nombre de policial a lo Hammett o a lo Chandler– es como lo de cualquier policial negro: unas páginas que iluminan para revelar la oscuridad. El oriundo de Paraná, Entre Ríos, arranca luz a lo largo de las más de 150 páginas de Etchenike, la novela gráfica en la que adaptó junto al guionista uruguayo Rodolfo Santullo los dos tomos de Manual de perdedores, de Juan Sasturain, y que impulsó y publicó la editorial Pictus. (more…)

junio 10, 2013

“Es lo mismo escribir novelas, guiones de historieta o prensa”

Filed under: Cómic Latinoamericano,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , ,
Viñetas orientales en Página/12

Viñetas orientales en Página/12

La semana empieza con un uruguayo tomando por asalto la tapa de la sección Cultura & Espectáculos del matutino porteño Página/12. Rodolfo Santullo, en una extensa entrevista en la que habla de sus dos últimos libros: Zitarrosa y Etchenike. Además, un recuadro dedicado a la actualidad historietística uruguaya, y una ficha sobre el susodicho.

**

“Es lo mismo escribir novelas, guiones de historieta o prensa”

No es el primero ni será el último uruguayo en ser adoptado como propio por la cultura argentina. Casi todas las disciplinas tienen alguna figura especialmente destacada que nació al otro lado del charco pero hizo carrera en el margen occidental del Río de la Plata. Lo curioso de Rodolfo Santullo es que se consolidó en la historieta argentina sin dejar de vivir en Montevideo y oficiando a la vez como figura central del noveno arte “oriental”. De este lado ganó el premio al mejor guión en los Premios Solano López de 2010, por Cena con amigos, y tiene muchos otros libros editados. Entre ellos, Etchenike, junto al entrerriano Lisandro Estherren sobre la novela Manual de perdedores de Juan Sasturain, y Zitarrosa, junto a Max Aguirre. Además, publica todos los meses en la revista Fierro junto a Dante Ginevra y buena parte de ese material verá la luz en forma de libro en algún punto entre este año y el siguiente. Tomando el ferry y diciendo botija, lleva la editorial especializada más importante de Uruguay y fue el primer presidente de la AUCH, su asociación de historietistas.

Cuando Página/12 lo encuentra en su casa, está haciendo números y trazando planes con uno de sus socios argentinos, el dibujante y editor Marcos Vergara, de LocoRabia. Juntos coeditaron varios libros y consolidaron un mecanismo de trabajo que impulsa la presencia de ambos en sus países. Hay café en la mesita ratona y la puerta queda abierta, para que entre la brisa de las primeras horas de la tarde de otoño. Por allí se acumulan los Etchenikes publicados en Argentina que irán luego a una convención de cómics y eso abre la entrevista.

–Eso fue un encargo. Guillermo Höhn, de Pictus, me pidió adaptar dos novelas de Juan Sasturain en un solo volumen. Yo ya había tenido un poco de experiencia en adaptación literaria: un cuento de Onetti para un concurso, algún cuento propio que estaba bueno como para hacer historieta. Pero eso es mucho más sencillo. Y nunca había hecho algo tan extenso. Me quedé muy tranquilo cuando leí el pdf para las últimas correcciones antes de entrar a imprenta. Porque estuve seis meses adaptando las novelas y es la única vez que me pasó que, promediando la página 90 resuelta dije: “acá hay algo que no está quedando bien”, borrar 36 y arrancar otra vez.

¿Cuál era la dificultad?

–Mi espada de Damocles permanente fue el espacio. Tenía 148 páginas como Max, pero los dos libros superan las 400 y pico de páginas. Y ambas novelas son esencialmente dialogadas, por tanto serían adaptables casi de manera literal, ¡pero con 400 páginas! Entonces fue empezar a ver qué personajes eran accesorios, qué situaciones podían ser sólo mencionadas y tal. Por ejemplo, hay toda una escena en Clarín que me la saltee. Cuando el protagonista revela esa información dice “un periodista amigo me dijo que…” y en una frase me saqué un capítulo entero. Además, hay recursos que funcionan en una novela, pero que podés prescindir de ellos en la historieta. Y me consta que a Lisandro Estherren le costó de igual manera. (more…)

octubre 30, 2012

La tormenta también viaja en barco

Una carga aparentemente intrascendente esconde el horror

Basta pasar rápidamente las hojas de 40 cajones para captar la dedicación puesta por Jok en cada viñeta. El empeño que brinda en cada encuadre de la goleta Démeter, que pasea su célebre carga de tierra y peligroso polizón. Porque esta historia es una adaptación particularmente libre de un capítulo de Drácula, de Bram Storker, que Jok realizó junto al guionista uruguayo Rodolfo Santullo para los mercados españoles e italiano (la empresa de celulares Vodafone y Aurea Editoriales, respectivamente), y que aquí publicó recientemente Pictus en su colección Factor Fantasía.

Santullo y Jok narran el viaje del barco que transporte al célebre vampiro victoriano hacia Inglaterra, con la salvedad de que el conde apenas aparece más que en avistajes fugaces y en alguna de las formas animales que adopta. Todo el relato que monta la dupla es un cuento de barco maldito en que los miembros de la escueta tripulación va desapareciendo, hasta enfrentar a los sobrevivientes a un destino inevitable. En este sentido, 40 cajones es un trabajo estrictamente de género, donde el trabajo técnico del guión es irreprochable, pero no necesariamente está en la misma línea que las obras más autorales del uruguayo.

El que se destaca particularmente, en cambio, es el dibujante argentino. Jok hace un trabajo estupendo tanto en la narrativa como en la construcción de climas. Por un lado porque monta cantidad de secuencias cortas bien elaboradas allí donde otro se hubiera conformado con un dibujo que ilustrara el recuadro de texto de turno, y por otro porque en sus tintas aporta enorme vitalidad a cada cuadrito. La disposición de cada elemento y objeto hace pensar todo el tiempo en un lugar y un contexto realmente habitado por los personajes. (more…)

octubre 6, 2012

Los cinco latinos (de la historieta)

Filed under: Cómic Latinoamericano,Noticias — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags: , ,

El continente, lejos de la producción argentina. Una disciplina aún en formación.

Atendiendo a las jornadas finales del Festival Internacional de Historietas Viñetas Sueltas en Tecnópolis, Página/12 dedica una de sus páginas a ofrecer un panorama de historieta latinoamericana con invitados y asistentes al encuentro. Por cuestiones de espacio, quedó fuera de la producción una columna de opinión del uruguayo Rodolfo Santullo, que se reproduce aquí para los lectores de Cuadritos. Desde luego, el artículo del diario también incluye un recuadro que oficia de guía para los lectores, aunque los lectores de este sitio ya tienen esa información aún más completa.

Intercambio de ideas y de cuadritos

Cada uno le reza a su santo. Algunos al dios Moore, otros al emperador Tezuka, quien más a San Giraud y no faltan las deidades vernáculas, como el Tata Breccia. Todas las oraciones piden lo mismo: que no llueva este fin de semana en Buenos Aires. Al menos, no a partir del mediodía de cada jornada, cuando Tecnópolis abra sus puertas y albergue las dos jornadas de cierre del Festival de Historietas Viñetas Sueltas. El Festival comenzó el domingo pasado (30/9) y se expandió en talleres, presentaciones y exposiciones por toda la ciudad. Si llueve, esas exposiciones oficiarán de premio consuelo, pues seguirán abiertas al público por un tiempo más (ver http://www.vinetassuel tas.com.ar/ciudad.html). El encuentro trae numerosos invitados internacionales, como la norteamericana Sarah Glidden, exponente del comic journalism; la comitiva de la Isla de la Reunión, los franceses continentales Darshan y Olivier Balez, y un grupo de latinoamericanos, fuente invalorable para construir un panorama de la disciplina en el continente. Página/12 consultó a los representantes de Bolivia, Brasil, Colombia, Uruguay y Venezuela. Inmediatamente asoman coincidencias en los procesos que atravesó cada país. (Seguir leyendo)

**

Ahora sí, la columna de Santullo: (more…)

agosto 11, 2012

Pican, pican los mosquitos

Un gran trabajo de dibujo y color acompañan un guión sin fisuras

Meses atrás, Rodolfo Santullo confió a Cuadritos que con su siguiente novela gráfica en compañía de su coterráneo Matías Bergara iban a desconcertar a más de uno, porque no iban a recorrer el camino de la historieta histórica. “Esto va para cualquier otro lado”, afirmó. Tenía razón. El guionista mexicano-uruguayo, responsable de Grupo Belerofonte y presidente de la Asociación Uruguaya de Creadores de Historieta, no habla aquí de nazis en Montevideo ni de dictadura latinoamericana. Tampoco recorre los años del primer peronismo, como hace en Fierro con su otro compadre, el argentino Dante Ginevra.

No. En Dengue -que presentará hoy a las 16 en Crack Bang Boom junto a otros libros de su sello- Santullo habla de calentamiento global, de medios, de investigaciones farmacéuticas y, sobre todo, de mosquitos. Porque se trata de una novela gráfica que oscila entre el relato de ciencia ficción y el policial más o menos negro. Como además el guionista tiene un oído muy atento al habla rioplatense, se cuela algún que otro ribete de costumbrismo gracias a la naturalidad con la que dialogan los personajes.

¿De qué va la cosa? En el sur americano el calentamiento global convirtió a Montevideo en una ciudad “tan tropical como Managua”. De suerte que la gente se olvida qué era eso de usar pullover, pero aprende bien pronto a tener que usar trajes aislantes (un extenso homenaje al Eternauta), porque el aire se oscurece de tantos mosquitos. Bichitos que, además, transmiten el dengue. El problema con esto es que no sólo contagian el dengue, y el dengue hemorrágico. También contagian algo más. (more…)

abril 8, 2012

“Me siento y escribo”

"La historieta es un muy buen receptáculo para la historia oral"

“Así dicho suena fácil”, se le reclama al guionista uruguayo, que en algún momento de la entrevista describe así su método de trabajo, como si tal cosa. “Me siento y escribo”, asegura Rodolfo Santullo con sencillez.

– No sé si es fácil o difícil. Yo soy muy disciplinado para escribir. Descreo en lo absoluto de conceptos como “inspiración”. Creo en que hay que entregar tantas hojas. Por ejemplo, en los novelas me hago planes de entrega, que después puedo cumplir o no. Cuando hacés eso, vos te sentás y escribís. No digo que siempre vayas a hacerlo bien, pero tenés que hacer para llegar al punto en que mirás para atrás y decís “esto lo tengo que cambiar”. Si te quedás esperando el momento de inspiración, siempre vas a encontrar algo más divertido que hacer, desde jugar a la Playstation, salir a caminar o irte a cenar con tu mujer.

Un oficio.

– ¿Ves? En ese sentido la historieta es mucho menos amable que la literatura. Si vos en literatura decís “llevo tres años sin escribir porque no he encontrado mi inspiración”, vas a encontrar un montón de gente que te dice “sí, claro, es difícil”. Si como historietista digo lo mismo, no voy a encontrar un editor en el mundo que me tenga en cuenta. ¿Querés publicar en Fierro? Perfecto, mi negro, antes del 15 de cada mes le tenés que entregar a Dante Ginevra el guión porque él necesita al menos 15 días para tener pronto el capítulo. Es más, deberías tenerlo antes. Al mismo tiempo es como mucho más aceptado que la historieta te paga. ¿La literatura? Nah… un porcentaje de derechos de autor. Vos no ves un mango salvo que te ganes un premio. Y hablamos de una minoría. Mientras que con la historieta vos vas juntando de acá y de allá, sacaste dos o tres historietas, y es un sueldito. Si no vivís de eso, complementa. Y tenés que tener la disciplina de cumplir como un trabajo.

Sentarse y escribir no parece un método que le vaya mal a Rodolfo Santullo. Tiene varias novelas policiales publicadas, reparte guiones de historieta en distintos frentes y ejerce como periodista cultural en el matutino montevideano La diaria. Además, como relató el domingo pasado a Cuadritos lleva adelante su propio proyecto editorial (Grupo Belerofonte) y es presidente de la Asociación Uruguaya de Creadores de Historieta (A.U.C.H.), creada a mediados del año pasado.

Pocos autores deben, como él, tomarse tanto tiempo para enumerar los proyectos en los que participa. Ante el grabador de Cuadritos, mientras se escancia el vino y vuelan unas aceitunas, intenta ahondar en ellos y contar cómo encara cada laburo con las viñetas. (more…)

abril 1, 2012

“Un buen libro de historietas es un buen libro y punto”

Filed under: Cómic Latinoamericano,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 12:00 pm
Tags: , , ,

Santullo, en el trazo del cordobés Nicolás Sánchez Brondo

Cuando se publicó la primera entrevista a Rodolfo Santullo, tres años atrás, el guionista uruguayo empezaba a destacarse por estas costas. Empezaba su segunda serie en Historietas Reales (Valizas, junto al nicoleño Marcos Vergara) y venía de visita al país para presentar Los últimos días del Graf Spee en el festival internacional Viñetas Sueltas de 2009. Desde entonces, sin embargo, su situación cambió notablemente. Como autor, empezó a publicar en la revista Fierro junto a Dante Ginevra, ganó aún más subsidios de los Fondos Concursables de Cultura de su país, obtuvo el Premio Solano López al Mejor Guión en la Feria del Libro de 2010, y ahora mismo tiene una parva de libros prontos a salir. Pero su crecimiento no se limita a eso, el sello Grupo Belerofonte -donde oficia como editor- se consolidó y sus colegas lo reconocieron eligiéndolo presidente de la flamante Asociación Uruguaya de Creadores de Historieta.

Una labor enorme que a primera vista parece inabarcable. Que el lector no se confunda: a segunda y tercera vista… ¡sigue pareciéndolo! Repasar la casi hora y media de (des)grabación sólo confirma lo difícil de condensar tantos temas en una sola entrega. De modo que tocará repartir la entrevista en dos partes. La primera, que se publica aquí, observa al Santullo-editor y al Santullo-presidente. Para el próximo domingo queda pendiente mirar al autor, con su buena media docena de proyectos en curso y su trabajo como escritor.

“Al margen de que soy periodista, historietista y escritor, también tengo que ser editor”, empieza por señalar Santullo, en cuanto suena el nombre del sello. Los años de trabajo aceitaron la plataforma que le ofrece Belerofonte, pero que de cualquier modo supone mucho trabajo. Por el momento, la editorial forma una parte mínima de sus ingresos personales, aunque logró superar “la barrera de que cada libro le paga a sus autores y saca el que viene”, cuenta y confía en que la situación de la editorial será más cómoda conforme crezca el caudal de libros. Canillitas, coeditado con LocoRabia y presentado la noche anterior a la entrevista en el Malba, es el 18º libro del sello) “Algunos libros están agotados y luego hay un montón donde ya se le pagó al autor, se pagó la inversión y cuando vendo otro ya es ganancia libre, y además lo que paga los libros nuevos son los inmediatamente anteriores”.

La historia empezó bastante antes y, como suele suceder en América Latina, más por fuerza que por gusto. “Cuando nos juntamos con Ignacio Calero y Gabriel Chicariello para fundar Belerofonte no había otra: si querías publicar historieta en Uruguay, tenías que tener una editorial. Mejor dicho, tenías que autoeditarte”, recuerda. El grupo decidió dar un paso más y no limitarse a sus propios trabajos. “Considerando que después Calero y Chicariello se bajaron del proyecto, más aún tenía que ser un lugar abierto a otros libros”, reconoce. En la lista de trabajos que siguieron llegaron autores como el coterráneo Renzo Vayra, o el argentino Quique Alcatena.

Algunos de esos libros, como Acero líquido, son fruto de la coedición con otros sellos, entre los que destaca el argentino LocoRabia. Para Santullo, este fue un paso natural. “Si tenés amigos que hacen lo mismo que vos, como Alejandro y Marcos, que sacan sus libros por su proyecto editorial, donde de uno formaste parte, y empezás a decir nos interesaría el mismo libro, ¿por qué no aunar esfuerzos? Eso hace que sea más económico, que le puedas ofrecer al autor que su libro esté distribuido en dos países, que te ahorres muchos de los inconvenientes que puede tener la distribución inter-países, y que donde vos tenías pensado en sacar un libro, puedas sacar dos”. La experiencia que comenzó con sus colegas argentinos continuó con sus pares y compatriotas de Ninfa Cómics y Dragón Cómics. “Y no me cierro: si me vienen a buscar con uan buena propuesta…”. (more…)

septiembre 14, 2011

Policial con yerba mate

Filed under: Literatura,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , ,

En la portada el trabajo de Matías Bergara, otro conocido historietista

Por estas márgenes del Río de la Plata, lo que más se conoce de Rodolfo Santullo es su labor como guionista de historietas. Con títulos como Cena con amigos o Valizas en Historietas Reales, con el trabajo que lo unió a Dante Ginevra en la Fierro hasta el número publicado el sábado pasado, por su participación en eventos de distinta índole y con esporádicas colaboraciones en distintas antologías. Lo que no se conoce tanto, sin embargo, es la faceta literaria del autor.

En el Uruguay que lo crió, Santullo también es reconocido por su trabajo como escritor y -desde hace algo menos de tiempo- periodista. Tiene varios títulos publicados por fuera del circuito de las viñetas. Uno de ellos es Sobres papel manila, que publicó en la colección “Cosecha Roja” de Estuario Editora (la misma que albergó el Valizas que realizó con el argentino Marcos Vergara). Como sugiere el nombre de la serie, se trata de una novela policial de tonos bien oscuros. Policial, o de criminales, más bien, pues en todo el relato los señores de azul y “orden” no pinchan ni cortan, y lo más cerca de un detective privado que se puede encontrar es una especie de mercenario todo-terreno sin muchas luces. (more…)

agosto 24, 2011

El lugar en la historia

El santafesino Estinslao López, desde las memorias de su hijo

“… para remitir a un orden unanimista no dispuesto a tolerar disidencias”. La cita es de uno de los artículos que incluye Aquí Mismo II: Santa Fe, la invencible -una historieta histórica mechada con textos- y debería bastar para saber qué esperar de este libro destinado a estudiantes de las escuelas secundarias. El título conserva el apoyo estatal (declarado de “Interés Cultural y Educativo” por la Secretaría de Cultura de la Nación) y mantiene similares virtudes e inconvenientes de su primera entrega.

Por un lado, ofrece una mirada distinta de los “próceres” patrios que es distinta de la que se presenta tradicionalmente. Lo que la serie Aquí Mismo propone desde los artículos de José Hugo Goicoechea es un análisis con perspectiva santafesina que discute con la historia hegemónica,esa que suele presentarse como “nacional” pero que responde a la herencia centralista. Una nutrida bibliografía y fuentes de consulta de primera mano respaldan las propuestas del docente de la Universidad de Rosario, quien apela mucho a las citas de cartas que intercambiaron los protagonistas de esos primeros años independentistas nacionales.

Eso por el lado de los artículos. La historieta lleva la firma del guionista uruguayo Rodolfo Santullo, aunque el estilo narrativo permite suponer que no es el único que metió mano en el resultado final. La parte gráfica, como en el tomo anterior, está a cargo de los nicoleños aquelarrenses: Marcos Vergara, Federico Baert y Caio Di Lorenzo.

Contra las buenas (e interesantes) intenciones que propone el libro, sin embargo, corresponde señalar algunos inconvenientes formales o retóricos. (more…)

julio 12, 2011

La otra playa

Desde la portada empiezan a destacarse las texturas que ofrece Marcos Vergara

Decir que el uruguayo Rodolfo Santullo es uno de los mejores guionistas del continente no supone una novedad para quienes disfrutan de la historieta argentina/latinoamericana. Y afirmar que Valizas, la historia que construyó junto a su compinche Marcos Vergara, es una obra impecable, tampoco es noticia para cada uno de los lectores que la siguieron cada semana en el blog colectivo Historietas Reales.

Valizas transcurre en ese pueblito costero uruguayo promediando la década de los ’70, cuando las dictaduras latinoamericanas estaban en su apogeo. Ese sector de la costa, ahora de moda para el turismo rioplatense, por entonces estaba compuesto por un puñado de cabañas rejuntadas que le peleaban al viento y la arena nomás con un bote de pesca. Justamente a eso se dedica Ulises, un pescador que vive en un ranchito alejado con la compañía de su hijo y un perro, y poco más que las visitas (y desnudos) ocasionales de la maestra del gurisito. Hasta que un día cae de visita su hermana con un compañero, escapándose de la milicada montevideana.

Una especie de familiaridad atraviesa todos los relatos de Santullo. Una cotidianeidad, quizás. O una sensación de autenticidad, mejor. Una autenticidad que está compuesta por, pero a la vez está excedida por la mera credibilidad de los personajes que construye, el agudo oído para los diálogos, o el eco de verdad y momento personal que hay en el relato. (more…)

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.