Cuadritos, periodismo de historieta

julio 3, 2009

El gomazo pirata

Filed under: Manga,Reseñas — Andrés Valenzuela @ 8:00 am
Tags: , ,
Yo ho, yo ho, a pirate's life for me!

Yo ho, yo ho, a pirate's life for me!

La primera gran victoria mediática de Marcelo Tinelli con Videomatch fue convencernos de que alcanzaba con ser un imbécil para aparecer ante las cámaras. Fue la época de “los gomazos” y los perfiles fiesteros, del piola medio pelo. El “goma” con ganas de figurar. La referencia, al momento de reseñar One Piece, parece un simple capricho, puesto que el protagonista es un niño que se estira como goma gracias a la ingesta de una fruta loca. Sin embargo, la comparación no está traída de los pelos.

Aquí el personaje principal, Luffy, no tiene muchas luces, ni idea del mundo que salió a navegar -ya puestos, ni siquiera sabe nadar, o pilotear un bote-, pero le sobran ganas de figurar: no quiere aparecer en la televisión, sino “convertirse en el rey de los piratas”.

Es cierto que One Piece goza de varias ventajas respecto a los primeros pasos del jetón de Bolivar. La primera no es para nada menor: en su búsqueda por hacer humor, Eiichiro Oda no humilla a nadie, algo que no se puede decir de las famosas “cámaras sorpresa” y las “joditas para Tinelli”.

La otra ventaja es que mientras lo del hincha de San Lorenzo más famoso en televisión era mediocre, lo de Oda en cambio es buena historieta. Al menos, se trata de grandes dibujos, pues que el japonés domina con solvencia los enfoques y la expresividad de los cuerpos que dibuja.

En un relato donde los diálogos pesan tanto, la traducción pone en peligro su disfrute

En un relato donde los diálogos pesan tanto, la traducción pone en peligro su disfrute

Tanto mérito en el trazo lleva a discutir el guión de One Piece. Si bien es cierto que la historia fluye notablemente y que hasta tiene pasajes muy graciosos, en el fondo es un relato sin sustancia. Como una buena goma de mascar: sabroso y entretenido, pero en última instancia descartable.

Ni siquiera el protagonista es un personaje particularmente atractivo. El lector lo sigue sólo porque donde va él está la aventura y las risas de  turno, pero al menos con este primer tomo, se intuyen mucho más interesantes los personajes secundarios que el propio Luffy.

Los villanos son más bien grotescos a causa de sus rasgos exagerados: mandíbulas de acero, hachas en lugar de manos, obsesión con la limpieza del barco, narcisismos, nenes de papá. Además, todos son “malos” en una concepción muy plana, incluso en la de un relato para niños.

Por lo demás, lo único que se puede criticar a la edición de One Piece es la traducción, pues leer a un niño explicar que es el “che-pibe” de una gorda pirata y su tripulación… hace ruido, por decir lo menos. Es cierto que el tono humorístico puede permitir ciertas libertades en la traducción, pero hay un límite borroso en el cual ciertos localismos rompen con la “suspensión de la incredulidad” necesaria para disfrutar cualquier obra. Este es uno de esos casos y se lamenta, porque podría levantar en mucho el disfrute de la historia. Aunque la protagonice un gomazo.

23 comentarios »

  1. No lo compré, pero me quedo pensando en el apartado de la traducción. Es verdad, em ocasiones esos “regionalismos” ene l hablar más que acercar una obra, la alejan.
    Saludos!

    Comentario por Luis — julio 3, 2009 @ 10:01 am | Responder

  2. En general las traducciones de Ivrea son así, y nunca se me hicieron molestas, ni rompieron con la “suspensión de la incredulidad”. Quizás porque desde los trece/catorce que leo mangas traudcidos al “argentino”, a esta altura me acostumbré, puede que al principio hiciera ruido. Ahora me gusta cuando traducen las puteadas y todo eso, palabras como “pendejo” no quedan mal, pero por suerte se miden y no ponen nada demasiado coloquial. Son una mezcla rara. Las traducciones de Larp siguen esos pasos, sólo me compré el tomo 1 de Death Note, pero me parece que está bien. Creo que Agustin Gomez Sans es el que traducía la mayoría de los mangas que lei (Rurouni Kenshin, Vagabond, Paradise Kiss, Evangelion) y si no me equivoco es el encargado de hacer lo mismo en Larp.

    Comentario por Emiliano Maitía — julio 3, 2009 @ 11:14 am | Responder

  3. Ahh, bueno, el viejo tema de las traducciones. Yo me acuerdo las peleas de Accorsi (¿se llamaba así?) y los responsables de traducir y editar las historietas de DC en Argentina con gente que les reclamaba lo mismo. Tomese como quiera, pero algunos de los argumentos usados para defender la desición me parecían válidos:

    a) Si vas a los originales, los personajes hablan a las puteadas y con coloquialismos por doquier. Sin saber Japonés, calculo que debe ser igual que en EE.UU. con los comics. Al menos por las películas o libros que he visto o leído, los Japoneses que en el ambiente formal son muy correctitos pueden ser unos grandes zafados a nivel de entre casa.

    b) Si vas a las traducciones madres (porque la mayoría de estos mangas no se traduce directo del japonés sino que usan las traducciones de Viz u otra editora inglesa o yanqui que los haya editado primero. O al menos así era antes) te encontrás con los giros y puteadas de rigor.

    c) Tenemos un tema de “oído” por decirlo de alguna manera, colonizado. Como decía el amigo que comentaba arriba, si uno está acostumbrado, es menos chocante, pero se nos enseñó que existe un castellano “neutro” en el que deberían hablar los personajes no provenientes de contextos automáticamente identificables, tipo los mundos fantásticos.

    Lo cuál es una pavada, no porque el castellano neutro no exista o no se pueda hablar así, prescindiendo de regionalismos (digamos que por temas de negocios o académicos existe un “español estandar” lo mismo que existe un “inglés estandar”); sino porque raramente los mundos de ficción están desprovistos de ese contexto: a los yanquis y anglosajones en general -por ejemplo- no les da ningún pudor poner a sus personajes fantásticos a hablar con dialectos regionales sacados de la realidad, e incluso se apoyan en eso para diferenciar a los personajes: de ahí los enanos pseudo-escoceses; los Mandalorianos con acento neo-zelandes, o los senadores romanos que hablan el inglés de la Reina (vean la Rome de HBO y como se mantiene constante el patrón de acentos según la posición social de cada personaje)

    Yo supongo que los japoneses deben hacer lo mismo. De hecho lo hacen, en pila de anime se usa el acento de Osaka (una región que al parecer en Japón es famosa por sus palurdos atolondrados. Un gallego de chiste. O como diríamos acá en Uruguay, “un canario”) para doblar a ciertos tipos de personaje y así otras cosas…

    Ahora bien, después de lo que parece ser una enconada defensa de las traducciones “aporteñadas” ;que paradojicamente, me rompen las bolas tanto como al amigo Andrés (también yo me crié con los doblajes “neutros”); hay que decir que como todo en esta vida, existe el exceso y eso es en parte la razón por la cuál las traducciones de este tipo chirrían un tanto. Cuando todos los personajes, sin importar la posición social, el contexto, a quien le hablen o que estén haciendo o sintiendo, se expresan como si hubieran salido del cante, la traducción está mal. Y eso lo vi pasar mucho, al menos en una época.

    ———-

    Dejando esto de lado, sobre Luffy y la “blandura” del protagonista; es algo bastante típico de los mangas shonen, o sea aquellos destinados al consumo de adolescentes varones que quieren historias de acción y que son como que la mayor parte del mercado. En general los personajes protagonicos funcionan como una especie de “blanco” en donde el espectador rellena lo que falta con su propia personalidad, por medio de la identificación; dejando las caracterizaciones fuertes para los secundarios. Criticable o no, es como funcionan las cosas y son pocas las series de anime y manga “populares” que se salvan de esto.

    Comentario por Matías — julio 3, 2009 @ 1:00 pm | Responder

    • Che, dos cosas para aclarar. Una para defender a mi casa y otra para defender a la de enfrente (para que no digan que los odiamos :P)

      Por nosotros (aunque doy fé de que Agustín para Larp hace lo mismo): jamás usamos otra base que no fuese la original japonesa para una traducción. Hacer traducción de traducción invariablemente caga la obra y no tiene lógica. Para eso al pedo contratar a un traductor, si hasta del inglés lo podría hacer hasta la señora que nos limpia la oficina…

      Por la traducción de One Piece, con lo del “che pibe” están ignorando que en la versión original japonesa no hay lugar para una mierda. Vean acá:
      http://mangahelpers.com/downloads/read-online/1598/66?t=1242789826

      Ahí el cargo de Cobi es kaizokusenzatsukakari:
      kaizokusen 海賊船 barco pirata + zatsuyou 雑用 trabajos random (o sea lo usan para todo) + kakari 係 encargado.
      Es decir que la traducción “correcta” vendría a ser: encargado de trabajos de labor del barco pirata. Eso NI EN PEDO entra en el cuadrito que figura en la edición japonesa, donde el texto en ese idioma encaja perfectamente. Es todo un logro de Agustín poder resumirlo en “che pibe”, que es básicamente lo mismo y cualquier argentino que lea ese cuadro, lo va a entender. Es la idea… no?

      Comentario por smashote — julio 6, 2009 @ 9:11 pm | Responder

  4. Me preocupa que no se entienda que algunas cosas estan traducidas asi con un proposito: en el original se usa otro tono.

    Muchos puteaban las traducciones de Ivrea, pero Ivrea (y en este caso Larp) no usa lunfardo o slang en TODOS los titulos. Desafio a cualquiera que revise los tomos de Vagabond o los de Evangelion (o en caso de Larp ver Death Note) y encuentre un termino en lunfardo que este desacertado.
    Tal como plantea Martin, en DC/Perfil era dificil encontrar chistes “a lo Liga de la Justicia” en Batman.

    Todo tiene un porque y un lugar.

    No seamos tan cerrados por favor.

    Comentario por Chuky — julio 3, 2009 @ 6:25 pm | Responder

  5. Yo vi dos capitulos del dibujo animado, y era divertido. Coincido con vos Andrés.
    En cuanto a la traducción, me parece que es lo menos importante. Con que no tenga errores de ortografía estoy conforme.
    Lo demás, para mí, es costumbre.

    Comentario por kokambar. — julio 4, 2009 @ 12:13 am | Responder

  6. no entiendo porque haces la comparacion con tinelli.
    brian.

    Comentario por brian — julio 5, 2009 @ 3:11 am | Responder

  7. Chuky, guarda que si comparamos las traducciones de otras publicaciones de LARP que reseñé (todas por el mismo traductor, tengo entendido), tenés distintos niveles de -en mi opinión, claro- precisión interpretativa. En Death Note, por caso, me parece que el tono es el justo. En Naruto los deslices rioplatenses son realmente pocos, y van relativamente bien. Pero a mi modo de ver, incluir un término tan flagrantemente localista como el “che-pibe”… te rompe con todo. Tranquilamente podés buscar otros términos similares que no te rompan ninguna hilación.

    Noto, igual, que buena parte de la discusión viró para el lado de la traducción. Al comienzo me sorprendió, pero empiezo a pensar (quizás erroneamente, claro) que eso se debe a que en la obra no hay ninguna sustancia que debatir.

    Brian, la comparación viene a cuento de su vacío de conceptos. Ambos constituyen una cáscara hecha para portar una imagen y una idea de cómo hacer reir… y punto. No hay mucho más. Dicho esto, en la reseña también señalo algunos detalles que -me parece- hacen de One Piece un producto superior al de Tinelli.

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 6, 2009 @ 12:39 pm | Responder

  8. Creo, bah, no creo, estoy seguro, que One piece no es una cascara vacia de conceptos. La base y y estructura de one piece es practicamente la narracion y la construccion de un mundo del funcionamiento de aquel mundo siendo verosimil con elementos completamente inverosimiles, cuestion que me parece suficiente sustancia para debatir. Ademas, es el primer tomo y juzgar de manera tan conclusiva me resulta muy apresurado.
    Un saludo.
    Brian.

    Comentario por brian — julio 6, 2009 @ 1:12 pm | Responder

  9. Bueno Brian, quizás no me he expresado bien, pero yo no critico lo estrictamente formal de One Piece (incluso digo que el relato es sabroso y entretenido), sino el relleno. Vengo, si se quiere, de la “escuela Le Guin”, que hace de las narraciones fantásticas un modo de expresarse sobre nuestro mundo. Y aquí… aquí no hay nada excepto unas cuantas situaciones graciosas bien contadas. Ya lo dijo otro lector más arriba: los personajes de Shonen suelen ser cáscaras de los que los lectores rellenan con sus características. Es una estrategia discursiva para facilitar la identificación, claro, y ahí hay una concepción muy fuerte de estructura dramática, pero eso no significa que la obra tenga profundidad.

    ¿Te parece apresurada mi conclusión? Estoy reseñando un primer tomo, sí, pero este primer tomo tiene 208 páginas. Para ponerlo en perspectiva, poquito más del doble que El Campito, que reseño mañana. Según ese criterio, no podría tampoco dar ningún parecer sólido sobre la obra de Agrimbau-Gutiérrez. Vamos, Brian, que no estoy criticando una primera entrega en Shonen Jump, sino una buena cantidad, tantas como para montar dos o tres arcos argumentales. ¿Realmente te parece apresurado?

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 6, 2009 @ 1:43 pm | Responder

  10. Yo fui a muchas fiestas de bar mitzva en mi vida. Al principio te dan una entrada, un primer plato, un segundo plato, postre y despues un sanwiche de pastron con pepinos mas una cerveza helada, fria, refrescante. No puedo decir que la fiesta fue un exito porque me gustaron los dos o tres canapes que me comi al principio y despues me tuve que ir.
    un saludo.
    brian

    Comentario por brian — julio 6, 2009 @ 2:53 pm | Responder

  11. cuando pueda te invito a un bar mitzva.
    brian.

    Comentario por brian — julio 6, 2009 @ 3:14 pm | Responder

  12. ¡Pero hombre, con ese criterio, no se podría reseñar ninguna obra hasta que el autor no haga una declaración jurada de que no piensa continuarla! Además, la comparación no es del todo válida: una fiesta es un éxito o un fracaso por un montón de otros ingredientes que van más allá de la comida (y de que a uno le guste o no esa comida, ya puestos, he ido a fiestas que fueron “objetivamente” todo un éxito pese a que la bebida y la comida me parecían espantosas).

    Igual te acepto la invitación a una fiesta 🙂

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 6, 2009 @ 3:22 pm | Responder

  13. La nota esta muy bien, hasta diste un ejemplo para que entienda el que pasaba por aqui y no sabia de que hablaban. Creo yo que analizar de esa manera un manga, caeriamos en la conclusion de que ningun Shonen tiene sentido, a ver, armemos entre todos el “Plot” de Dragon Ball, les apuesto a que no nos toma ni una carilla, es asi, supongo que funcionan como identificación mediante un gran dramatismo que hace que el lector caiga por completo rendido en el mundo de Luffy y el One Piece, seducido por las aventuras y por las propias aventuras que se imagina el lector poder llegar a encontrar y creo que esto Oda lo ha hecho muy bien.

    La verdad es que tenés razón que One Piece no es una historia profunda ni nada pero te pega de una manera que no puedes alejarte de el. El mismo autor dijo que penso que su historia terminaria en 10 capítulos contestando a muchos de los elogios que la gente le brindaba diciendo “Que gran es Oda, tiene toda la historia pensada”, “Que profunda”, a lo que el mismo autor contesto que queria crear un personaje que se cague en toda la realidad del mundo, vamos, que mejor bizarreada que un pibe de Goma?, esto es casi contextual y el no olvidarse de donde viene creo que sigue haciendo de One Piece una historia de la cual entras y si te toca, nunca sales.

    Por lo que dijo Andrés de que 208 paginas era mucho como para no poder dar una critica conclusiva sobre el guión, creo que comparada con el tomo “54” actualmente en Japón, si se hace chico el dar una opinión pero para este 1er tomo creo que esta excelente.

    Lo que si, ya saben… nadie planea un superéxito, se va haciendo en el camino y con la gente, por lo que analizar definitivamente una primera parte de un manga largo, es equivoco, ya que el autor pasa por un arco temporal en el que implementa nuevas historias en el trasncurso y puede darle un giro a la mism, aunque claro, todos suponemos que sigue teniendo el mismo espíritu para poder cerrar la obra coherentemente en algun momento. Me viene a la cabeza el ejemplo de Dragon Ball, que a partir del tomo 14 ó 15 si no me equivoco, la historia cambia su gracia por un manga de puras peleas donde lo que importaba era ir derrotando cada vez a alguien mas malo y capaz de poner en peligro otra vez al planeta y como si no fuera poco la Tierra, se empezó a defender el universo y el cielo (?), lejos de lo que fue en un momento.

    Asi que bueno, para mi el espirtu de One Piece gira entorno a Luffy y un barco lleno de “Nakamas”, compañeros que ocupan todos los aspectos y personalidades con traumaticos pasados para acaparar a todo el publico posible, lo cual lo hace megamasivo, sumado al factor Shonen muy bien explotado de “Principios, ideales, filosofias de vida y frases profundas que te pueden sacar una lagrima en cierta historia” de las cuales destaco dos que hasta hoy en dia me acuerdo:

    -“Hay momentos en los que un hombre no puede eludir la batalla. Y ese momento es cuando se ríen del sueño de un compañero”.

    -“¿Cuándo muere un hombre? ¿Cuando es atravesado por una bala? No. ¿Cuando sufre una enfermedad? No. ¿Cuando se come una sopa hecha de hongos venenosos? No. ¡Un hombre muere cuando es olvidado!”

    Grande Oda por esta historia y espero que siga como siempre.

    Saludos a todos!.

    PD: me siento mal al escribir aqui, ya que soy horrible con la gramatica asi que termino con bastante vergueza >-<.

    Comentario por babel — julio 6, 2009 @ 9:18 pm | Responder

  14. Lo siento Andres, pensaba ponerme a discutir sobre las traducciones (cosa que se ha discutido hasta el hartazgo en Portalcomic, pero los comentarios de Brian y la analogia al Bar miztva me hicieron reir mucho… más tarde comentaré sobre el tema

    Comentario por Hernan Carreras — julio 7, 2009 @ 1:09 pm | Responder

  15. Pensaba en la discusión con Brian, y se me ocurre que el problema radica en la vieja distinción “forma y contenido”.
    Un fantasma recorre el comic: el contenidismo. También la literatura, el cine… Nadie quiere sólo relato por su dinero, también quieren mensaje, enseñanza, “contenido”. Maus es una historieta enorme, pero me gustaría una historieta enorme sobre cualquier cosa, sobre nada, sobre una adultera que vive en provincias.

    ¿Qué contenido le falta a Dragon Ball? (One Piece me gustó, pero Dragon ball leí más). Su contenido es el ritmo de las secuencias. Como en los poemas de Ruben Darío: dicen boludeces sobre princesas, pero la métrica es genial.

    Comentario por FedericoR — julio 7, 2009 @ 1:43 pm | Responder

  16. Andrés: De un manga que tiene más de 50 tomos publicados, es bastante complicado hacer una crítica tan categórica sobre un primer tomo. En la discución con Brian hacés trampa: si seguís la analogía con “el campito”, sería como decidir si la obra “dice” algo leyendo solo la primera página y las primeras 3 viñetas de la que le sigue.
    No me parece.

    Digo, me parece muy bien que tengas una opinión sobre el primer tomo, pero me parece que en la nota se pierde un poco la perspectiva de que es solo eso, la opinión sobre el primer pedazo de algo mucho, mucho más grande.

    Sobre todo cuando One Piece es, de los mangas “hiteros” que conozco, uno de los que más “contenido” tiene. Y “contenido” en el sentido “le guinesco” que planteabas más arriba (que no comparto, pero entiendo). A medida que avanza la historia, One Piece está hablando sobre la vida en sociedad, la construcción de esa vida, el funcionamiento de los anhelos individuales en relación a los del grupo, etc.
    Más de una persona leyó / lee One Piece como un comentario sobre el socialismo. No sé si es una lectura que me convence del todo, pero tampoco me parece tan forzada. Digo, el “tema” está ahí.
    Y este primer tomo de alguna manera va sentando las bases para eso…

    Comentario por Fran López — julio 7, 2009 @ 2:44 pm | Responder

  17. Como en los poemas de Ruben Darío: dicen boludeces sobre princesas, pero la métrica es genial.

    Me quedo con esa frase, lo genial de One Piece, es haber hecho emocionante algo tan boludo a simple vista.

    Comentario por babel — julio 7, 2009 @ 6:51 pm | Responder

  18. Puff… largo pa’ responder. Vamos por partes.

    Puntualmente sobre el “che-pibe pirata”, tal como señalé en un foro de animé, me parece que la traducción más correcta sería “grumete” (ver RAE: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=grumete ), que la Real Academia define como “Muchacho que aprende el oficio de marinero ayudando a la tripulación en sus faenas”, que no va tan a contramano del “encargado de trabajos de labor del barco pirata” que propone Smashnote. O sea, un che pibe marinerito. Además, no es un término “loco” o impensable, cualquiera que haya leído una novela de piratas (Sandokán, la que gusten) lo leyó y conoce. Me parece que en este punto es cuando debemos exigirle a los traductores un conocimiento más profundo del español y entender que interpretar un texto va más allá de sencillamente buscar términos equivalentes.

    Respecto al último punto que Matías señala, destaco que mi reticencia no es por un fanatismo por los doblajes neutros, sino apuntar que aquí se cayó en un exceso poco saludable.

    Por lo demás, point taken: efectivamente la relectura de mi reseña me muestra demasiado categórico con algo que no deja de ser un primer tomo. Pero guarda, como lector, no creo que hubiese tenido ganas de ir más allá de una primera lectura a las aventuras de Luffy si hubiese tenido en mis manos una Shonen Jump. Cosa que sí me hubiese pasado con, por ejemplo, Naruto.

    O sea, sugiero leer la reseña precedente como lo que es: una lectura del primer tomo de One Piece, más que un juicio global sobre la totalidad de la obra.

    Fran, tu argumento me convenció de seguir leyendo One Piece. Veré, a su debido tiempo y cuando ya se haya publicado aquí una buena cantidad de tomos, hacer una reseña de la evolución de la serie. ¿Hice trampa con Brian? Me disculpo, entonces, pero sinceramente no creí estar haciéndola en su momento.

    FedericoR, lo mio no es simple “contenidismo”. Fijate que elogio los valores “formales” de la obra, pasa que al momento de reseñar una historieta -cualquiera sea-, no me puedo quedar sólo con eso. Porque una obra no es sólo forma, ni es sólo contenido, y no todos los(mis) lectores buscan lo mismo. Yo quiero métricas geniales, pero que además la princesa esté buena y el poema no sea sólo una cara bonita. Ese “contenido” no necesariamente tiene que ser una profunda reflexión sobre la vida en sociedad, o sobre las imposiciones de género que el sistema monárquico tiene con las princesas. A ver, Trazo de tiza, de Miguelanxo Prado es mucho más “denso” temáticamente que la simple apariencia del triángulo amoroso y de la -exquisita, por cierto- construcción formal que tiene.

    Babel, ánimo, hombre, ¡redactás bien!

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 7, 2009 @ 7:47 pm | Responder

  19. tema traduccion: por ahi ni oda sabe lo que es un grumete.
    brian.

    Comentario por brian — julio 8, 2009 @ 2:52 am | Responder

  20. Brian: porque en japonés no existe. Pero como señala el hombre de Ivrea más arriba, el kanji de turno significa justamente eso. Y es el traductor el que debería saber qué es un grumete.

    Comentario por Andrés Valenzuela — julio 8, 2009 @ 9:00 am | Responder

  21. […] en abril-mayo, apenas publicaron dos nuevos números de cada una de sus series principales (Naruto, One Piece, Death Note). Un rendimiento que el mismo Reyna califica de “menos que satisfactorio”. […]

    Pingback por Mea culpa de un chico Larp « Cuadritos, periodismo de historieta — noviembre 28, 2010 @ 10:04 am | Responder

  22. […] años atrás, la reseña del primer tomo de One Piece provocaba debate en este sitio. Seis números más tarde, varios de los conceptos […]

    Pingback por Estirando al pirata de goma « Cuadritos, periodismo de historieta — agosto 26, 2011 @ 8:25 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: