Cuadritos, periodismo de historieta

marzo 4, 2012

Antes que dibujante, un observador

Filed under: Cómic argentino,Entrevistas — Andrés Valenzuela @ 10:00 am
Tags: , , , ,

"Me parece que primero el artista tiene que ser coherente consigo mismo. Sino es una pose"

El grabador se apoya plácidamente sobre una hoja y ahí se queda: sobre los lápíces del Batu de la mañana siguiente, que Tute aún debe completar y enviar a La Nación. Hay una colinita apenas esbozada y un firulete donde se ubicarán los personajes del día: Trifonia y su “novio” el bichito bolita. En el ph de San Telmo está fresco y el ambiente contrasta con el calor horripilante del barrio. Hay risas de niñas (su hija tiene visitas) y el propio dibujante iguala la placidez. Curioso, considerando que terminó 2011 a todo traqueteo y que no aflojó tampoco cuando llegó el turno a enero.

Además de su trabajo en La Nación, durante 2011 Tute coordinó a un grupo de dibujantes para ilustrar un disco de tango para chicos (El tango es puro cuento) y co-creó junto a Hernán Lucero y sus Bardos Cadeneros otra placa: Tangos Nuevos. En enero publicó el tercer tomo recopilatorio de Batu, por Sudamericana y el mismo mes se anunció Tuterapia, por el mismo sello. De yapa, ya está trabajando en su primer disco solista y por si todo ese volumen de trabajo no fuese suficiente, anticipa a Cuadritos que llevará al colorado de sus tiras a la televisión. Es que Batu debutará como dibujo animado en la pantalla del maravilloso canal infantil Paka Paka.

“Empecé haciendo unos cortitos para Bruno Stagnaro, para un programa del canal que se llama Dale que…, en el que participaban Max Aguirre y (Ángel) Mosquito dibujando, y yo hacía los guiones y los diseños de los personajes”, comenta Tute. “A partir de ahí conozco a la gente de Paka Paka y me encuentro con que gustan mucho de Batu y entonces les dije de hacer unos micros para mandar a dormir a los píbes, no sé, que a las 10 de la noche salga una historia y al final Tutum tape a Batu, o apague la luz, hasta mañana chicos, hora de dormir… y se recoparon con la idea, así que estamos empezando a producirlo”.

¿Cómo consigue recorrer tantas disciplinas distintas? Tute no se siente un humorista. “Sé que soy un dibujante y humorista gráfico, pero no soy un loco del dibujo. Puedo dejar de hacerlo mañana y dedicarme a la música un año y después agarrar para otro lado”, explica y apunta que lo suyo es buscar los vehículos indicados para expresar cada sentimiento. “Voy tomando nuevos vehículos conforme encuentro las herramientas, por ejemplo ahora sé que puedo llevar una idea a una canción, y en su momento también fue el cine”. Todavía, en ocasiones, se le ocurren posibles cortometrajes. “Cada cosa es distinta, normalmente cuando me viene una idea ya tiene alguna arista que me indica si es una tira, una canción o un micro”, cuenta y aclara que también el trabajo juega un papel central. “Si me siento a hacer un chiste de Batu, se me ocurren cosas para eso, no canciones”.

El último tomo de Batu da gran espacio a Boris y la difícil relación con sus padres

- El psicoanálisis atraviesa toda tu obra, ¿cómo empezaste con los chistes sobre psicoanálisis?

­- Yo lo asocio a los comienzos. Así como me proponía a hacer chistes de náufragos, tenía otro tema importante en el psicoanálisis, así que evidentemente está en mis intereses desde el principio. Además, yo hice terapia desde los 18 años y te diría que más que por problemas, empecé por curiosidad, me intrigaba muchísimo cómo era eso de estar acostado en un diván y contarle a alguien tu vida, analizándola. Me fascina y tiene muchos puntos de contacto con el humor.

- ¿Cuál es la relación?

- Los psicoanalistas dicen que trabajan con la basura de la palabra. Con lo que aparece como deslices o tropiezos verbales, lo que tiene poco sustento o parece poco interesante, y eso es lo más importante. Laburan con el error, ¿no? Eso tiene que ver con el humor, eso de trabajar con la patinada del tipo que pisa la cáscara de banana. Por otro lado, lo más interesante es que todo se vuelve metáfora. El paciente dice algo y en eso está diciendo lo que dice y lo que está escondido. Ahí lo asocio con la poesía, y en el tipo de humor que yo hago me parece que esas variables están muy presentes.

"Me intrigaba cómo era eso de estar en un diván contándole tu vida a alguien"

- También te dedicás a la poesía. Tenés poemarios publicados y pusiste las letras en Tangos Nuevos.

- Sí, pero lo mío es como una cosa más general. Se trata de trabajar sobre la condición humana, sobre las conductas sociales. Más que humor, yo observo a la gente, me observo a mí, a los pibes, a la calle. Soy un observador. Después lo paso a dibujo, a poesía, a lo que sea, pero el material con el que laburo es la observación.

- En Batu 3 da la sensación de que lo que observabas era la poca bola que algunos padres dan a sus hijos.

- También, pero no de mi casa, que era un hogar de mucho cariño, quizás más parecida a la de Batu que a la de Boris. Había mucha contención y mucha preocupación por nosotros. Pero después iba a la de otros pibes y era un mundo, ¡un universo! completamente distinto. Iba a casa de pibes que tenías que ponerte patines para atravesar el living o que no te podías meter a la pileta hasta que no se sacaba la última hoja. Casas que funcionaban a los gritos. Eso me impactó mucho como pibe, ver que mi universo no era “el” universo. Entonces esa inquietud la tengo desde muy chico, de ver como la gente se comunica o se relaciona.

- ¿Había intención de hacer una suerte de crítica social con esto y la figura de Boris?

- Inicialmente con Boris había más bien la necesidad de poner un contraste con Batu, que es un pibe medio líder por naturaleza, que viene de una casa afectuosa, tiene mucha imaginación, se propone cosas y las lleva adelante, y que además está secundado por Tutum, que es una especie de Sancho Panza más poético, con más lírica, que lo asiste, que cree y que incluso es más ingenuo. Boris es el contrapunto: un pibe más ligado a la tecnología, con menos amigos y una casa más difícil, con padres que no le prestan atención. Eso lo siente mucho cuando va a lo de Batu y ve como se relacionan los padres con él. Que en este libro estén estas tiras es casi una casualidad, porque más que por tema, yo armo los libros cronológicamente, según el orden en que se van publicando. Hay una pequeña selección, pero es mínima. En Batu 3 aparece parte del primer año de la tira. Son 90 páginas, 90 tiras, que equivalen a tres o cuatro meses de publicación en el diario. No quiero alterar el orden cronológico porque además los personajes van mutando y cambiando fisiológicamente.

Tras una primera experiencia en Paka Paka, ahora Tute llevará su Batu a esa pantalla

- Pese a esto, ¿creés que el humorista gráfico tiene algún rol o responsabilidad social?

- Me nace decirte que sí, pero después pienso en que yo creo profundamente que uno debe primero ser responsable con uno mismo, con lo que siente y lo que le pasa. Que lo que uno hace debe pasar por el tamiz de uno. Esa es la garantía de que lo que hace es verdadero. Pienso en poesía, en lo que se llamaba poesía social. Tejada Gómez y gente así que tenía una poesía combativa. En Neruda. Pero también en Quevedo, que me parece igual de fascinante. Pero lo interesante es que a Neruda le pasaba eso. Escribía y era eso, aunque justamente él tenía las dos vertientes. Y pienso en Borges. ¿Uno tendría que exigirle un compromiso social a él? Si eso no le pasaba y escribía sobre Buenos Aires, sobre casas antiguas, sobre patios y aljibes… está fenómeno. Cada uno tiene que hacer lo que de verdad le nazca.

- Recuerdo algún dibujo tuyo en apoyo, por ejemplo, a la Ley de Medios. ¿No te nace a vos?

- No me fuerzo a hacer un humor con crítica política. Algunas páginas tienen ese color, y cuando me nace, las hago. Pero me parece que primero el artista tiene que ser coherente consigo mismo. Sino es una pose, y las poses son eso: poses nada más. Por otro lado, creo que es la única manera de ser original, lo que me pasa a mí me pasa a mí, no a vos. Después por supuesto hay encuentros, somos distintos pero con puntos en común. Para mí fue muy importante en mi laburo avivarme que con el dibujo podía contar cosas que me son caras. ¡Se volvió tantísimo más interesante mi trabajo! Cuando empecé pensaba que ser humorista gráfico consistía en agarrar temas y hacer chistes con ellos. Pero en un momento me avivé que podía dibujar como yo sentía, podía decir lo que yo pensaba, transmitir mis preocupaciones, mis cosas, mis ideas, mis dudas, mis no saberes, que estuvieran todas ahí. Y mis observaciones, pero siempre desde mí.

8 comentarios »

  1. Muy buena la entrevista y Tute me cae muy bien, jeje.

    Comentario por Arekasadaro — marzo 4, 2012 @ 11:08 pm | Responder

  2. A mí lo que me extraña es que la cantidad de lecturas que tuvo la entrevista nadie haya hecho ningún comentario sobre la noticia que aparece en el segundo párrafo. Que una historieta argentina vuelva a llegar a la televisión es muy, muy importante.

    Comentario por Andrés Valenzuela — marzo 4, 2012 @ 11:47 pm | Responder

  3. Excelente nota. Tute es un poeta que dibuja. Muy bueno lo de pakapaka. Caloi estaba haciendo un largometraje también, ojalá salgan más cosas de animación interesantes.

    Comentario por Martin — marzo 5, 2012 @ 12:42 pm | Responder

  4. Un fenómeno, Tute, polifacético, tambien juega muy bien al futbol, la pisa, la amasa y mete golazos, como los del segundo párrafo. Felicitaciones, Tute! Que sigan los éxitos!

    Excelente nota.

    Abrazo!

    f

    Comentario por Fernando N. Baldó — marzo 5, 2012 @ 12:52 pm | Responder

  5. Tute está haciendo una de las mejores tiras que leí en muchos años. Una forma muy particular de ser actual al mismo tiempo que clásico, ¿no?

    Comentario por franlopez — marzo 5, 2012 @ 1:34 pm | Responder

  6. “Se trata de trabajar sobre la condición humana, sobre las conductas sociales.”
    Clarito como el agua

    Comentario por maxaguirre — marzo 6, 2012 @ 1:10 pm | Responder

  7. Descubrí a Tute casi por casualidad, luego me dí cuenta de que en realidad él nos descubrió a nosotros, y que de casualidad no había mucho. Tute pertenece a esa especie de artistas que no puede evitar manifestar a través de la expresión de su arte, aquel compromiso de mostrarnos tal cual somos. En eso, creo, radica eso de que primero es un “observador”. Admiración plena para Tute y mi agradecimiento con la entrevista que nos permitió conocerlo un poco más. Saludos.

    Comentario por Natalia — abril 20, 2012 @ 5:54 pm | Responder

  8. [...] Random House Mondadori publica Tuterapia (ya en la Feria), de Tute, tal como fuera anunciado hace un tiempito en [...]

    Pingback por Lanzamientos del mes « Cuadritos, periodismo de historieta — mayo 2, 2012 @ 10:01 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 118 seguidores

%d personas les gusta esto: